Arrow por fin tendrá máscara en la serie de televisión

El actor Stephen Amell ha publicado en Twitter una nueva foto suya caracterizado como Flecha Verde en la serie de televisión Arrow. Hasta aquí nada nuevo ni raro.

El caso es que, como ya sabéis si sois seguidores de la serie, el Encapuchado ocultaba su identidad con una capucha, obviamente, y con los ojos un poco pintados simulando un antifaz. Pues bien, tal y como ha revelado Amell, Arrow por fin contará con un antifaz como Dios manda, y será a partir del episodio número 9, titulado Three Ghosts, que se emitirá el próximo 11 de diciembre.

En una entrevista para EW, el productor Andrew Kreisberg indica que al final ha sido necesario el uso de la máscara porque Oliver cada vez está interactuando con más gente a la que debe ocultar su identidad, y el antifaz le permitirá hacerlo de una forma más orgánica que manteniéndose alejado y con la cabeza gacha. Kreisberg comenta que habrá un motivo y una historia detrás para que Arrow decida ponerse máscara, y que no  será algo que simplemente ocurrirá porque sí.

A continuación os dejamos un diseño obra de Maya Mani.

Máscara de Arrow

Segunda temporada de Arrow: De vigilante a héroe. Diggle (David Ramsey) y Felicity (Emily Bett Richards) viajan a Lian Yu para buscar a Oliver (Stephen Amell), que ha dejado Starling City después de El Enterramiento. Convencido para volver a casa, Oliver encuentra que las cosas están en peor situación de lo que pensaba. Isabel Rochev (estrella invitada Summer Glau) está preparando una opa hostil sobre Queen Consolidated, Thea (Willa Holland) rechaza visitar a Moira (Susanna Thompson) a prisión, Roy (Colton Haynes) están intentando rellenar el hueco dejado por la ausencia de Arrow, y Laurel (Katie Cassidey) está trabajando con el Fiscal del Distrito para acabar con el vigilante. Mientras tanto, los flashbacks de la isla muestran a Slade (Manu Bennett), Shado (estrella invitada Celina Jade) y Oliver en una situación desesperada. John Behring dirigió el episodio con historia de Greg Berlanti y guión de Andrew Kreisberg y Marc Guggenheim.