[Reseña] Batman, Inc. núm. 3

Batman Inc. Nº 3

Nos llega gracias a ECC Ediciones la conclusión de Batman Inc. en este tercer tomo que recopila los números 9 al 13 de la edición norteamericana, escrita por Grant Morrison (con ayuda de Chris Burnham) y dibujada por el propio Burnham, Andrei Bressan, Jason Masters y Jorge Lucas.

El segundo volumen de Batman Inc. estuvo principalmente dedicado a Damian Wayne, el cuarto Robin en la continuidad de los Nuevos 52, afianzando su lugar y su importancia en la Bat-Familia, pero también mostrándonos cómo el pequeño sufría constantemente por la guerra a muerte entre Bruce y Talia Ra’s Al Ghul.

Pese a esto, el foco de atención de Morrison siempre ha sido Batman, aquel Batman que siempre está preparado para todo, un Batman que siempre está rodeado de aliados, un Batman que nunca morirá.

Si os fijáis, esta gran historia está dividida en cuatro partes, las cuales forman dos círculos independientes entre sí, pero profundamente relacionados. El primer círculo está conformado por su primera y segunda temporada en el Bat-verso, donde todo surgió en base al enfrentamiento entre Batman y Darkseid y la creación de Batman Incorporated. Aquí es donde se inicia el segundo círculo, donde impulsado por su visión de futuro comienza a reclutar aliados alrededor del mundo para que lo ayuden en su lucha contra el crimen.

Aquí es donde hay algo muy llamativo en la historia, el hecho de que, al final de cada historia, Batman siempre es rescatado por un Robin o un ex-Robin. En Batman R.I.P., Dick Grayson (Nightwing) acude al Asilo Arkam momentos antes de que Bruce se enfrente a una pandilla de secuaces de Hurt. En Batman: El Regreso de Bruce Wayne es Tim Drake (Red Robin) quien hace entrar a Bruce en razón estando poseído por el Hyper-Adapter. Ahora, en Batman Inc., Damian asesina a Otto Netz antes de que este acabe con la vida de su padre, y concretamente en este tomo, vemos a Jason Todd haciendo acto de presencia para salvar a su mentor de Talia. Esto demuestra que Batman necesita a un Robin y que, pase lo que pase, su alianza nunca cesará, pues ambos se complementan mutuamente.

Batman Inc. Nº 3

Este tomo deja posibles desenlaces a futuro, ya que bien podría continuar por un buen rato. En cuanto al concepto general de Batman Inc., debo decir que me pareció una idea funcional y orgánica dados los antecedentes que veníamos manejando en las temporadas previas del Batman de Morrison.

Abordando el arte, Chris Burnham no solo asume el reto de brindarnos lo mejor de sí mismo para despedirse como debe ser del título que le ha llevado a la fama, sino que además realiza una serie constante de homenajes y referencias gráficas que dejan a uno maravillado a medida que va pasando las páginas de este tomo. Lo del colorista Nathan Fairbairn es monumental, ya que logra un trabajo tan meticuloso, detallado y preciso que realmente no tiene comparación alguna.

Vamos a extrañar a Morrison, pero siempre podremos revisar su legado y entretenernos con algo único e irrepetible.