[Reseña] La Cosa del Pantano de Alan Moore Nº 1

La Cosa del Pantano de Alan Moore Nº 1

¿Cómo crear un vegetal que no pareciese ridículo? Ese fue el problema que afrontó Alan Moore tras invitarlo Len Wein a guionizar la serie The Saga of the Swamp Thing, disyuntiva que solucionó al mezclar elementos presentes en la colección con aspectos constantes en su obra.

A la vez, supo escuchar las opiniones y sugerencias literarias de los ilustradores del cómic, los cuales en muchos momentos colaboraron activamente en él, y tampoco conviene olvidar a la editora de la serie, Karen Berger, quien ofreció Sandman a Neil Gaiman y lanzó el sello Vertigo.

Lo primero que hizo Moore fue despojar al personaje de sus órganos internos y, con ellos, de su humanidad. Aunque La Cosa del Pantano creía ser Alec Holland, se equivocaba. No se trataba de un hombre convertido en monstruo, sino de mucho más, y su nuevo estatus en el Universo DC lo iríamos descubriendo poco a poco. Eso sí, podemos asegurar que se convirtió en «el campeón de lo verde», en una auténtica fuerza de la naturaleza, y la colección entró en una parcela del terror que pocas veces se había estudiado antes, con episodios realmente espeluznantes, como esta Lección de Anatomía. Pasó del terror gótico de los episodios de Len Wein, al terror psicológico. Pero la cosa no se quedó ahí, porque Moore supo mezclar el horror con la defensa de la ecología, la crítica a las desigualdades sociales y otros temas de actualidad.

En enero de 1984, Moore desembarca en la serie con Loose Ends, atando una serie de cabos sueltos narrativos heredados. No faltan voces que definen la vida en la Inglaterra post-Segunda Guerra Mundia, como la de una Norteamérica en las sombras, lo que explicaría la seguridad con la que los británicos opinaban sobre la sociedad yanqui (casi la misma vanidad con la que las mujeres prejuzgan a los hombres).

La Cosa del Pantano de Alan Moore Nº 1

El siguiente capítulo, La lección de Anatomía, marca el comienzo de su estrecha relación con Bissette y Totleben. El guionista calificó su trabajo posterior como un lento descenso hasta coronar con La Lección, su cota narrativa en la serie. La condición vegetal de Swampy (planteada en el segundo episodio del primer volumen), al descubrir Arcane sus características vegetales y la no-funcionalidad de sus órganos humanos, o su carácter vengativo, mostrado al liquidar a los asesinos de Linda, fueron avivados por un personaje olvidado en DC Comics : El Hombre Florónico.

Siguiendo con su política de colocar en el mercado los clásicos modernos de DC Comics en ediciones manejables y a buen precio, ECC Ediciones devuelve a la sección de novedades La Cosa del Pantano de Alan Moore y compañía, uno de los títulos imprescindibles de la década de los 80 y, ya puestos, del género de superhéroes. De esta maravilla se puede pasar uno hablando horas y horas, pues como escribe el mismísimo Ramsey Campbell:

Esta Cosa del Pantano se encuentra entre las mejores obras de terror contemporáneas. El género es capaz de abarcar muchas experiencias humanas (comedia, tragedia, miedo, sobrecogimiento), y ahora empieza a hacerlo y es más rico gracias a los señores Moore, Bissette y Totleben.

La Cosa del Pantano fue la puerta de entrada del joven Moore al mercado norteamericano, allá por finales de 1983 (el primer cómic que escribió, el número 20 de la serie, tiene fecha de portada de enero de 1984), y no son pocos los aficionados que lo consideran el mejor trabajo del escritor, al menos dentro del género, por encima incluso del cómic de superhéroes más celebrado desde la invención de la rueda, Watchmen.

La Cosa del Pantano de Alan Moore Nº 1

Yo en esto no me pronuncio, porque encuentro que la práctica totalidad de las obras de Moore encierran suficientes escenas memorables y lecciones narrativas como para merecer los mayores elogios. Y aunque es verdad que se suele decir «La Cosa del Pantano de Alan Moore«, lo justo sería decir «La Cosa del Pantano de Alan Moore, Stephen Bissette y John Totleben«, como hace Campbell, al menos cuando nos referimos a los primeros arcos argumentales de la monumental obra (no está de más sumar también el nombre de Rick Veitch).

El extravagante poderío gráfico del tándem artístico es digno de verse y de disfrutarse, y podremos hacerlo gracias a ECC Ediciones, que nos traerá esta colección en seis tomos, siendo el primero de ellos el que tenemos entre manos y que contiene los números 20 a 27 de The Saga of Swamp Thing, entre los que destaca el fenomenal episodio La Lección de Anatomía, verdadera deconstrucción del personaje que sienta las bases de toda la intervención del inglés en esta obra.