[Reseña] Superman: Último Hijo

Superman: Último Hijo

A sido todo un acierto de ECC Ediciones traernos este espléndido cómic, Superman: Último Hijo (julio 2008), en una edición de lujo que además han rellenado con algunos extras de interés.

Richard Donner (director de cine de Superman de 1978) ayuda a Geoff Johns en las labores de guión para traernos esta nueva historia del Hombre del Mañana. En esta aventura, encontramos como principal protagonista a un joven muchacho cuya nave se ha estrellado en mitad de Metrópolis y que solo habla kryptoniano.

Al principio me pareció todo muy poco original. ¿Otra vez otro kryptoniano que llega a la Tierra y muestra sus extraordinarios poderes? Y, ¿cuántos sobrevivieron al apocalipsis de Krypton? Tengo que reconocer que siempre me ha parecido demasiado manoseado el hecho de que cuelen, como si nada, a supuestos supervivientes de la masacre del planeta de Kal-El. La prima de este (Supergirl), el perro del mismo (Krypto), luego uno después del otro, etc. Y ahora es un pre-adolescent el que, de nuevo, ha sobrevivido a la colosal explosión del planeta y ha llegado a la Tierra, concretamente a Estados Unidos (cómo no). No digo que este argumento me defraudase, pero sinceramente, esperaba algo más, y aún más sabiendo quién está tras este cómic.

Pero quitando ideas preconcebidas y dejándolas a un lado, les digo con toda objetividad que estamos ante un buen cómic. En él, encontramos a los protagonistas intachables de la mitología de Superman, personajes como el General Zod, que en esta ocasión me ha gustado mucho cómo se ha desarrollado su papel en la trama, o el insaciable Lex Luthor. No quiero entrar en detalles sobre el argumento y el desarrollo de la historia, pero pueden imaginar el pifostio que se monta. Vemos a los peores enemigos de Superman, con todas sus artimañas para acabar con el Hombre de Acero, y a un niño recién llegado del espacio, acosado por los medios y por el gobierno norteamericano, el cual le quiere para hacerle pruebas como a un ratón de laboratorio, algo que Superman intentará evitar.

Superman: Último Hijo

Es una trama enredada, emocionante y en ocasiones divertida. Un cómic lleno de acción y que no decae en ningún momento.  Me ha gustado mucho ver cómo Superman realmente las pasa canutas  para poder solucionar todo el tinglado que se monta.

El dibujo es espectacular, y es que no se podría esperar menos de Adam Kubert. Y es que para mí, y supongo que para muchos seguidores de este superhéroe, es imprescindible un buen dibujo para Superman. Para mí, es siempre lo que más me embelesa de los cómics de este personaje: ver cómo tratan su traje, su capa, cómo lo plasman en los momentos en los que surca los cielos, la presencia todopoderosa del héroe. Todo esto es lo que, como mínimo, pido en estos cómics.

La parte más entrañable de este tomo sin duda la lleva a cabo Eric Powell. Nos introduce de  nuevo en el esperpéntico clima de Bizarro, el personaje más surrealista de Superman, el villano más absurdo y divertido que se pueda ver en las historias gráficas. Bizarro, la copia mal hecha de Superman, vuelve a hacer de las suyas. Lo más destacable de Huída de Mundo Bizarro es ese toque único de Eric Powell, su dibujo y esa forma de llevar las historias a cabo, con esa bizarrería, nunca mejor dicho, esos gags tan extremos como simples e incoherentes, pero que, como siempre ocurre con Powell, llevan a algo emocionante y conmovedor. Esto último lo digo por cómo trata este artista al mítico y entrañable Jonathan Kent.

Resumiendo, para acabar, se trata de una obra completamente recomendable. Compra segura.