[Reseña] JLA: Élites Nº 3

JLA: Élites Nº 3

Tras el 1 y el 2, lógicamente viene el 3, un tercer tomo con el que cerramos arco argumental por todo lo alto. En JLA: Élites Nº 3, ECC Ediciones nos presenta los cómics JLA Nº 72-76 USA, donde se pone fin a la historia comenzada en el tomo anterior con la desaparición de Aquaman.

Sin que falte absolutamente nada de lo necesario en un buen cómic de acción, Joe Kelly continúa desarrollando una de las etapas más memorables de la JLA a todos los niveles, y lo hace con una maestría de la que pocos pueden hacer gala. Y es que no es nada fácil manejar lo que este hombre maneja en estos números, y además hacerlo con acierto y soltura.

Por un lado tenemos a la enorme cantidad de personajes que participan en la aventura aquí relatada. Si el equipo formado por Superman, Wonder Woman, Batman, Detective Marciano, Flash, Linterna Verde y Plastic Man no es suficiente, a ellos se añade un Aquaman retenido en el pasado por una contrapartida de Liga de la Justicia atlante y una Liga suplente para cubrir el vacío dejado por nuestros héroes en su viaje a otro tiempo. Así, el protocolo de actuación recluta a Nightwing, Flecha Verde, Fe, Hawkgirl, Mayor Desastre, Jason Blood, Átomo y Firestorm, que cuentan además con la colaboración de Zatanna y Tempest. Casi nada.

Por otro lado, y como ya hemos adelantado, están los viajes en el tiempo, estableciéndose dos batallas paralelas en dos épocas diferentes. Tenemos el pasado en Atlantis, donde la Liga de la Justicia se enfrenta a unos poderosos campeones que les tachan de Destructores, y que pretenden proteger la sociedad que han creado. Tenemos también a la nueva Liga de la Justicia peleando con un terrible enemigo que está dejando a la Tierra sin agua y que parece haber matado a los miembros de la Liga original. Obviamente, todo está relacionado, y una cosa no puede existir sin la otra.

Pero la cosa no se queda ahí, porque Kelly también encuentra hueco para desarrollar relaciones entre personajes, como ese atisbo de relación sentimental entre Batman y Wonder Woman, o la relación paternofilial del propio Cruzado de la Capa con Nightwing. Eso por no hablar de la amistad entre Barry Allen y Kyle Rayner, o la creación de Fe. Y todo ello sin perder el espíritu de cada uno de ellos, porque Batman sigue siendo un ser oscuro y recto, Plastic Man un cachondo inconsciente, Flecha Verde un «viejo verde», etc.

En el centro de todo esto está un villano que viene tejiendo algo inmenso desde el comienzo, pero del que no sabemos su identidad hasta los últimos compases del arco argumental, justo para la batalla final. Su revelación, como en un buen serial, va viniendo acompañada de unos sucesos que van de menos a más, y que explotan en algo tan enorme que requiere la participación de todos esos héroes que hemos ido nombrando.

Da igual si hay que usar magia, muy presente en la historia, o si la cosa hay que resolverla a puñetazo limpio, porque Kelly se hace dueño y señor de todos los hilos que sujetan la narrativa y los mueve a su antojo. Es cierto que hay momentos flojos, donde tanta épica, tanto personaje y tanto viaje en el tiempo hace que la cosa se vuelva borrosa y confusa, pero tras cada pequeño traspiés todo vuelve a su rumbo original sin mayor problema.

Aunque muchos de los puntos de confusión vienen derivados de los dibujos, obra en su mayoría de Yvel GuichetDoug Mahnke (aunque también colaboran otros artistas), hay que decir que la calidad general está a un buen nivel digno de la monumental resolución al estilo más hollywoodiense que se pretende transmitir. Vale que a veces se pierden también en los momentos de acción, no ayudando nada a la narrativa, pero en el cómputo global se les perdona.

Al final, aunque Kelly se las apaña para dejar la continuidad intacta (y eso que ha habido de todo por medio, incluyendo muertes), el guionista consigue cerrar todos los hilos abiertos al comienzo de la historia con un epílogo, estableciendo un punto de inflexión para el futuro cercano. Y es que, tras el traumático evento, varios de los miembros actuales de la Liga deciden abandonar el equipo, quedándose la alineación principal formada por Superman, Wonder Woman, Flash, Batman, John Stewart, Fe, Mayor Desastre y Manitú Raven. A partir de aquí comienza una nueva etapa en la colección, y seremos testigos de ella en el cuarto tomo.