[Reseña] Batman: Detective Nº 3

Batman: Detective Nº 3

Tercer tomo de esa recopilación de Detective Comics enmarcado en la línea Essentials de ECC Ediciones, en la que vemos a un Batman de lo más detectivesco, aunque sin olvidar la acción y la presencia de personajes clásicos de su universo.

En este Batman: Detective Nº 3, ECC nos presenta los números Detective Comics Nº 841-845 USA, así como el DC Infinite Halloween Special Nº 1, una historia protagonizada por Zatanna, uno de los personajes clave de este tomo.

Lo primero que hay que tener en cuenta aquí es que Paul Dini sigue al mando de la colección, pese al salto de 7 números sufrido desde el tomo anterior, y que somos testigos del comienzo de la colaboración del guionista con el gran Dustin Nguyen, una colaboración fija que destaca sobre esa batidora de artistas de los números anteriores, dando lugar así a un salto de calidad.

Una de las cosas que ha caracterizado a Dini en esta etapa es el magnífico trabajo hecho con unos personajes a los que sometía a historias autoconclusivas de un solo número, como si de episodios de su tan querida y alabada serie animada se tratasen. Aquí se mantiene esa dinámica, cambiando para la ocasión al villano de turno, un villano que siempre pertenece al elenco de secundarios y contra el que apenas hay enfrentamientos directos salvo cuando ya es inevitable para la resolución del caso abierto. Todo ello rodeado siempre de ese estilo de detectives oscuro y lleno de incógnitas, con voces en off que buscan salir de callejones aparentemente sin salida.

En estas páginas nos encontramos con la maldad del Sombrerero o con la nueva Ventrílocua, entre otros, con la continua intromisión del reformado Enigma, con la celosa aparición de Catwoman o con la ayuda Zatanna. Es importante destacar precisamente a esta última, ya que es uno de los personajes favoritos de Dini y este lo recupera con mucho cariño y acierto. No se le escapa poner de manifiesto el turbio pasado reciente entre ambos en Crisis de Identidad, aunque destacando sobre todo esa tensión existente que podría derivar en una posible relación sentimental.

El trabajo de Nguyen aquí es lo mejor que hemos visto hasta el momento en la colección, ya que su estilo aplicado se adapta perfectamente a la temática y la forma que tiene Dini de contar las historias. Además, como se ha dicho antes, el hecho de que se le de continuidad como regular ayuda a establecer una línea que, quieras o no, genera sensación de calidad cuando está bien hecho (y es el caso). Y ojo a sus portadas, porque no tienen desperdicio.

Cabe destacar la inclusión de un número intermedio escrito por Peter Milligan en el que Nguyen se suelta más de la cuenta debido a su temática, y que nos cuenta la historia de un nuevo traje de Batman que recibió como regalo de Talia al Ghul. Y ya puestos, comentar sobre ese corto e intrascendente especial de Halloween protagonizado única y exclusivamente por Zatanna.

En definitiva, un número más de una recopilación imprescindible para los amantes de Batman y del trabajo de Dini con el personaje, ya que en estos números se reflejan de forma magistral las esencias tanto de uno como del otro.