[Reseña] Batman: Detective Nº 4

Batman: Detective Nº 4

Momento para la reseña de Batman: Detective Nº 4, cuarto y último tomo que continúa y cierra la etapa de Paul Dini al frente de Detective Comics, incluyendo esta vez los números del 846 al 850 USA.

En esta ocasión, para terminar por la puerta grande, Dini abandona la dinámica de relatar historias autoconclusivas de un único número para embarcarse en todo un arco argumental de cinco, que son precisamente los que vienen incluidos en el tomo.

En este arco, Dini recupera a Silencio, el fantástico villano creado por Jeph Loeb y Jim Lee en el arco del mismo nombre que tanto éxito tuvo en su momento. Se retoma donde se dejó por entonces, y se crea una historia elaborada donde el villano consigue encontrar la forma de volver a poner en jaque al Cruzado de la Capa: atacar la historia de amor imposible que existe entre Batman y Catwoman.

Bien es cierto que la historia es una historia clásica de Batman contra un villano, pero está muy bien narrada y se va intercalando con giros inesperados y flashbacks sobre Silencio que le acaban dando más protagonismo que al propio Batman, y que convierten a este maníaco en un pobre psicópata sin rumbo cuya vida estuvo siempre marcada por su falta de independencia y libertad. El desarrollo es fluido, perfectamente acompasado, sin elementos que chirríen y con todo tipo de elementos imprescindibles en una buena aventura de Batman. Todo se resuelve en su justo momento, y se crea la dosis exacta de necesidad de seguir leyendo que necesita un lector para querer continuar hasta al final, y una vez llegado el final, quedar satisfecho.

A esto hay que añadir el gran protagonismo de Catwoman, un personaje de fuerte peso en la historia y crucial para su resolución, al margen de ser la dueña total y absoluta del epílogo junto a un Silencio en horas bajas que intenta volver a salir a flote.

Además de todo esto, el soberbio trabajo de Dini ha sido redondeado con un trabajo no menos soberbio del dibujante Dustin Nguyen. Su curioso e inconfundible estilo ha sabido adaptarse perfectamente a Batman y su entorno, regalándonos además una versión de Silencio que para nada tiene que envidiar a la creada por Jim Lee.

En definitiva, Dini cierra su etapa en la serie por todo lo alto, creando una historia de enorme calidad protagonizada por Silencio que supera con creces al exitoso arco argumental original. Con esto demuestra además que puede crear historias de calidad tanto en formato corto como en formato largo, y que es un maestro en lo que al Hombre Murciélago se refiere. La pena, que esto ya se haya acabado.