[Reseña] Grandes Autores de Batman: Paul Dini y Bruce Timm: Amor Loco y Otras Historias

Grandes Autores de Batman: Paul Dini y Bruce Timm: Amor Loco y Otras Historias

Decirse fan del Cruzado de la Capa y no haber visto Batman: La Serie Animada, ya de culto, es un pecado que no puede quedar sin castigo. Creada por Bruce Timm y Eric Radomski en 1992, esta serie es para muchos la mejor adaptación que se ha hecho jamás del Hombre Murciélago fuera de los cómics, y lo cierto es que su éxito (habiendo ganado incluso dos Emmys) así lo atestigua.

Tanto fue así, que la serie llegó incluso a ver nacer personajes que no existían en los cómics, siendo uno de ellos la gran Harley Quinn, tan solicitada hoy en día en todos los medios. Retratada como una mujer un tanto enajenada que estaba perdidamente enamorada del Joker, pero no correspondida y sí utilizada, su presencia fue tan alabada que poco después acabó dando el salto a los cómics.

Paul Dini también participó como productor en la serie, y fue con él con quien Timm creó una química tan especial que no tardaron en dar el salto juntos al medio impreso. Lo que tenemos aquí entre manos, Grandes Autores de Batman: Paul Dini y Bruce Timm: Amor Loco y Otras Historias, es un tomo recopilatorio de ECC Ediciones que, además de otras historias, se incluye la colaboración más famosa del dúo en el mundo del cómic.

Amor Loco nos cuenta algo que no pudimos ver en la serie, y que tanto como Timm como Dini creyeron que era interesante contar. Hablamos del origen de la citada Harley Quinn, como llegó a convertirse en quién y es, como pasó de ser la psiquiatra Harleen Quinzel a una joven enajenada y locamente enamorada de un villano asesino y despiadado que no le corresponde, que la desprecia y que la maltrata.

Lejos de lo que pueda ser la historia en sí, lo interesante es que ambos creadores consiguen captar al completo la esencia de la serie animada, convirtiendo este cómic en una especie de capítulo extra en formato estático. Los dibujos son los mismos, con ese estilo único que mezcla incomprensiblemente lo cartoon con lo oscuro y serio, algo que va más allá de la simple estética al trasladarse también a los movimientos, las posturas, las expresiones, los escenarios y las puestas en escena.

Obviamente, esa esencia no sería igual, por mucho que imitasen los dibujos, si no tuviésemos una narración, unos comportamientos y unas actitudes acorde con ello. En estas páginas vemos, como si de la propia serie se tratase, un tratamiento cómic que a veces roza lo ridículo, pero siempre a cuenta de un tono cómico que camina sobre la cuerda floja que separa a lo absurdo de lo psicótico.

Muchos cometerán el error de, tras ver los dibujos, no leer esto. Craso error. El contenido va más allá, y cuando te mimetizas con ello, ves que hasta tiene sentido y desaparece esa idea equivocada de infantilismo y ridiculez. Esto se extiende al resto de historias del tomo, que bailan entre anuales y especiales, y que son creadas por los mismos Timm y Dini, aunque a veces con relevos de la talla de Glen Murakami,  Dan Riba, Dan DeCarlo, John Byrne, Klaus Janson, Mike Parobeck o Ronnie Del Carmen. Si eres fan de la serie, ni dudes en hacerte con este tomo.