[Reseña] Planetary Nº 5

Planetary Nº 5

Como todo tiene que llegar a su final, la nueva edición de ECC Ediciones de Planetary llega a su fin con el tomo Planetary Nº 5, que incluye los números 24-27 de la edición USA.

Y lo cierto es que, desconozco el motivo así sin investigar un poco en la red, pero el final me ha parecido demasiado precipitado para lo que me habría gustado de una serie que me estaba enganchando por momentos. De hecho, he notado que esta precipitación se ha producido desde que Snow recuperó la memoria, como si el propio personaje quisiese ya zanjar todo lo de Los Cuatro de una vez para pasar al siguiente tema.

Con dos de Los Cuatro fuera de juego, ya solo queda hacer jaque mate al líder, Randall Dowling, así como a su compañera Kim. Para ello, Snow recurre a la ayuda de John Stone, junto con el que maquina un plan que borrará definitivamente del mapa a sus enemigos.

El tomo también nos explica de una vez, con todo lujo de detalles y de una forma totalmente comprensible, cómo han llegado Los Cuatro a su posición actual, cosa que no es moco de pavo. Además, y menos mal, se da un enfoque a toda la estructura del universo creada para la obra que al fin resuelve dudas y la hace más sencilla de entender, porque el que diga que no se ha perdido números atrás, miente como un bellaco.

Pero la cosa no se queda ahí, porque igual que se cierra el arco de principio a fin con los villanos, también se hace con los aliados, explicando lo que nos faltaba por saber del Batería y de Jakita, y conociendo ellos mismos todos los detalles del cómo, cuándo, dónde y por qué. Desde luego, Ellis no quiere dejar ni un solo hilo suelto.

Siguiendo un poco con la tónica de la serie, el hecho de que estemos ante los últimos números no es motivo para que Ellis deje de hacer referencias a la cultura popular, o a seguir estableciendo paralelismos con personajes establecidos del Universo DC o, incluso, el Universo Marvel.

Lo curioso de todo es que la obra no termina con un simple triunfo del supuesto bien sobre el teórico mal. El desenlace final tiene consecuencias que llegan incluso a un nivel de haber salvado al mundo en su totalidad, y nos muestra cómo el hecho de haber derrotado a Los Cuatro influye en la civilización a escala global. Y es que, gracias a sus viajes interdimensionales, Los Cuatro habían desarrollado una tecnología sumamente avanzada que Planetary decidirá aplicar en el día a día de la sociedad, generando grandes avances en todos los ámbitos (médicos, transportes, culturales, etc.).

En los dibujos, John Cassaday sigue a lo suyo, que es hacernos disfrutar de ese estilo pseudo-clásico que encaja perfectamente con la serie, llenándola de detalle y dándole ese toque futurista que necesita, aunque sin excederse.

Requiere mención aparte la historia que cierra el tomo, que es el crossover de Planetary con la Liga de la Justicia, escrito por el propio Ellis, pero en esta ocasión dibujado por Jerry Ordway. Se trata de un mundo alternativo que podríamos decir que bebe directamente del final de la serie regular, aunque planteando a Planetary como los villanos dominadores del mundo.

Al final, la sensación general es la que es, la de obra quizás no maestra, pero sí imprescindible para todo aficionado al mundo de los cómics. Y lo es por muchas razones, desde su originalidad hasta su puesta en escena, pasando por sus carismáticos personajes, sus diálogos y su excelente dibujo. Y como extra, Ellis consigue dejar todo perfectamente atado y cerrado, algo que a muchos guionistas de hoy en día se les olvida demasiado a menudo.