[Reseña] Lobo: El Regreso

Lobo: El Regreso

Aquí, como un masoquista, vuelvo a una lectura de un personaje que no me gusta. Pero atención, porque con el tomo Lobo: El Regreso de ECC Ediciones, ha saltado la sorpresa en Espacio DC. Un servidor le da el visto bueno.

El tomo incluye tres historias escritas por Alan Grant y Keith GiffenLobo’s Back, Lobo: Infanticide Lobo Convention Special. Quitando la última, el especial en el que Lobo visita la Comic Con de San Diego, las otras dos obras incluidas están llenas de esencia Lobo hasta la médula, pero en esta ocasión con más humor y más inteligente que lo que he leído en otras ocasiones. Eso sí, también con violencia gratuita y rebeldía hasta límites insospechados (si no, no sería Lobo). Y no es que la tercera historia no esté empapada de Lobo, pero digamos que es un poco más caótica y con menos calidad que las otras dos.

Ahora bien, no solo el personaje en sí desprende todo esa amalgama de locura, ya que se contagian de ello tanto la narrativa como el aspecto visual, haciendo incluso a veces que la trama sea difícil de seguir o que haya viñetas en las que no se distingue lo que está pasando. Por contra, ese punto de locura lleva al lector a quedarse muchas veces boquiabierto o a esbozar una sonrisa, lo que probablemente fue el objetivo de los autores del cómic.

Partiendo de esto, Lobo’s Back nos presenta justamente lo que promete, el regreso de Lobo. Tras sus aventuras con L.E.G.I.O.N., ahora el personaje vuelve al negocio de los cazarecompensas, aceptando encargos de una tal Ramona que regenta un salón de belleza. La primera misión consiste en matar a un asesino que, para nuestra sorpresa, acaba con la vida de nuestro carismático protagonista. Esto da pie a una de las historias más locas que he leído, con Lobo poniendo patas arriba el Cielo y el Infierno, desquiciando a todo el mundo y desafiando a la mismísima muerte a base de graciosas resurrecciones en diferentes cuerpos. Desde luego, y contra todo pronóstico, una historia muy divertida cargada de puñaladas contra vivos, muertos, religiones, creencias y todo lo que se os ocurra, que consigue divertir al mismísimo Dios hasta el punto de que decide no intervenir.

En cuanto a Lobo: Infanticide, los guionistas nos presentan una historia protagonizada por varios centenares de hijos bastardos de Lobo, algo bastante creíble teniendo en cuenta lo que le gusta hacer en su tiempo libre. El caso es que los hijos no están del todo contentos con el trato recibido por su padre, y urden un plan para acabar con él haciéndole creer que ha sido reclutado para cumplir el servicio militar obligatorio. Una vez en el campamento militar ficticio, Lobo irá sobreviviendo sin darse cuenta a un sinfín de atentados contra su vida hasta llegar a un enfrentamiento final con su hija Su Lehmon, que le confiesa todo el embrollo. Hay que decir que esta historia, además de divertida, es especialmente violenta, hasta el punto que los propios guionistas lo resaltan y bromean con ello.

Finalmente, tenemos el especial de la Comic Con, en el que Lobo acude a la convención con la idea de encontrar una copia original de La Muerte de Superman después de que se destruyera accidentalmente la que tenía. El cómic es un no parar de referencias a autores, personajes, cómics y demás elementos de la industria, ya sea en forma de crítica o broma (aunque siempre con violencia). Los guionistas hacen un repaso en clave de humor de las principales actividades que se dan en el evento, retratan los distintos perfiles de los asistentes y llenan de Huevos de Pascua cada página sin importar la editorial a la que pertenezcan. Como decía al principio, estas páginas tienen menos calidad que las anteriores, pero cada página es un mundo lleno de elementos a analizar que te hacen pasar un rato más o menos entretenido.

Al final, el tomo me ha sorprendido, puesto que se aleja lo justo de lo que he leído de Lobo anteriormente como para que se adapte más a mis gustos. Cierto es que es violento en extremo, pero es parte de la gracia y la esencia del personaje, y al final lo que se busca con este personaje es carisma y diversión sin límites ni obstáculos.