[Reseña] Superman: Horrorville

Superman: Horrorville

Pese a que ECC Ediciones nos presenta Superman: Horrorville como un tomo independiente, en realidad se trata de una recopilación de los números del 36 al 40 de la serie regular Action Comics. Vale que se trata de un arco argumental autoconclusivo que bien puede separarse, y posiblemente la decisión de hacerlo tenga que ver con el hecho de que la editorial publique conjuntamente Action Comics y Superman, pero estas páginas hacen referencia directa a los hechos ocurridos durante el ataque de Brainiac. Con esto quiero decir que, si eres un lector que ve esto y se lo compra para leerlo sin más, posiblemente habrá referencias y situaciones que no comprendas.

Dejando esto de lado, el guionista Greg Pak nos presenta aquí una historia ¿clásica? de terror que recuerda indudablemente a cosas como Los Chicos del MaízLa NieblaEl Pueblo de los Malditos, todo ello mezclado con una extraña atmósfera que podría haber salido directamente del puño y letra de H. P. Lovecraft.

Después del ataque de Brainiac, Smallville se quedó tocado. El pueblo sufrió mucho, sobre todo por la muerte de muchos de sus ciudadanos. Entre esos ciudadanos estaban los padres de Lana Lang, una amiga de Superman de toda la vida, que actualmente le culpa por no haber podidos salvarlos. Es precisamente en torno a Lana donde gira toda la historia, una Lana que fue responsable directa de la victoria frente a Brainiac, y que ahora comparte su vida con el superhéroe conocido como Acero. Afincados temporalmente en Smallville para ayudar a la gente a superar todo lo ocurrido, de repente empiezan a vivir fenómenos extraños que se disparan hasta lo inimaginable cuando resucitan de entre los muertos los padres de Lana.

Superman detecta las anomalías, y viaja a su pueblo «natal» para investigar, descubriendo que una misteriosa niebla lo envuelve todo, y que de ella surgen extrañas criaturas al estilo Lovecraft. Entran aquí en juego la Zona Fantasma, las consecuencias de los ataques de Brainiac y Juicio Final sobre Smallville, y una serie de situaciones donde la base principal son los miedos y demonios interiores de cada uno, así como la capacidad de perdonar.

La historia en sí no está mal, pero hay ciertas cosas que no me acaban de encajar. El momento en el que se desvela que el control sobre algunas personas lo realizan una serie de habitantes que recibieron poderes tras el ataque de Brainiac, y que los usan para contener a las criaturas de la Zona Fantasma, es un tanto difícil de creer y asimilar. Por otro lado, el hecho de que la criatura principal se alimente del miedo da mucho margen para explotar las debilidades psíquicas y psicológicas de un tipo como Superman que, indudablemente, es físicamente invulnerable.

Al final, con lo que me quedo es con esa base de historia de terror donde se pone de manifiesto una nueva forma de debilidad de Superman, aunque superada a base de fuerza de voluntad y (curiosamente) humanidad. Pero sin dejar de lado ese crecimiento exponencial que está teniendo Lana Lang gracias a Greg Pak, convirtiéndose en uno de los personajes más interesantes de los últimos meses en el universo que rodea a Superman.

Ahora bien, un punto muy a favor de estos números son los dibujos de Aaron Kuder, al que apoyan en algunos puntos concretos Jae Lee y Scott Kolins, que como si hubiesen salido de la mismísima mente de Lovecraft, nos regalan una atmósfera oscura y terrorífica repleta de criaturas de lo más inverosímiles, imposibles y aterradoras por igual. Quizás sean un poco caricaturescos, pero son frescos y dinámicos, y la loca composición de los monstruos encaja a la perfección con el estilo.

Superman: Horrorville es completamente intrascendente para el devenir del destino de Superman, pero al menos es entretenido y fácil de leer.