[Reseña] Titans 1×01 y 1×02. Una de cal y otra de arena (sin spoilers)

Titans es la nueva serie de la plataforma DC Universe y la primera de su universo, una serie que todavía no ha llegado a España pero de la que servidor ha tenido la suerte de ver los dos primeros capítulos.

He de decir que los sentimientos son encontrados y que la serie nos da una de cal y otra de arena, teniendo un primer episodio bastante fluido y entretenido seguido de un segundo que no es malo pero que da un bajón considerable, quizás porque se centra demasiado en la trama de Rachel (Raven) o quizás porque el primero fue demasiado bueno.

El primer episodio es una mezcla entre novedad, estilo dark y una gran historia que pone los pelos de punta (y que puede llegar a asustar). Nos presentan a todos los personajes (a algunos más que a otros) y deja todo encaminado a lo que vendrá, una primera temporada que estará centrada en los poderes de Raven y en cómo cierta organización la quiere a toda costa, mientras que Dick Grayson se encuentra enfadado con Batman y su mundo.

Mientras tanto, en otra parte del mundo, Starfire intenta descubrir quién es y qué hace allí. Me alegró mucho ver que la trama de este personaje será relevante para la serie (f#ck haters), pero no os engañéis, todos los caminos llevan a Raven y a ese poder suyo que es la mar de poderoso a la par que da cierta grima (qué bien hecho está).

Dejamos para el final a Chico Bestia (Beast Boy), quien aún no ha tenido la oportunidad de ganarse al público, ya tuvo muy poco metraje y yo creo que se debe al bajo presupuesto en ese CGI, lo cual sería la única pega que le pondría a un capítulo que me mantuvo en tensión y entretenido, con esa violencia que manda un mensaje claro: Esta serie no es para niños, así que lo mejor es que te eches para otro lado, Batman.

Cuando se usa la expresión “una de cal y otra de arena” siempre he tenido dudas sobre qué es lo mejor dentro de esas dos opciones. Pues bien, el segundo episodio sería la opción menos agradable (depende de si os gusta más la arena o la cal), porque pasamos de un episodio movido, con una trama cruda y oscura, a otro en el que nos presentan a otros justicieros (Halcón y Paloma) que quieren dar un último golpe para retirarse. La premisa es buena y no digo que el capítulo sea malo, pero no sé si era por las horas que me dieron viéndolo o por la lentitud del capítulo que me pareció bastante aburrido y soso en comparación con el anterior.

La trama se sigue centrando en Raven y Robin, también en la organización que sigue a Raven (qué mal rollo dan), pero pese a eso se me hizo bastante pesado, quizás porque realmente quería ver más sobre Starfire y Chico Bestia, personajes que obviamente serán más relevantes en el futuro de la serie. De nuevo, en este segundo capítulo, la serie se volvió a centrar en orígenes, flashbacks e historias pasadas que hacían parecer que no nos íbamos a mover de ahí.

Aunque he de decir que simpaticé mucho con las motivaciones de Halcón (Hawk) y comparto su dolor. Me gustaría ver en él la historia de alguien que cae pero que finalmente se levanta, pero dudo que eso vaya a suceder después de como acaba el capítulo (no son spoilers).

Y el premio al más capullo del capítulo sería para Dick, quien tiene Batmantitis e igual es un gran apoyo a tu lado como que te deja tirado (o te quita lo que es “tuyo”). Sin darse cuenta se está empezando a convertir en lo que más odia, y yo de ser él terminaría de abrazar la oscuridad y me pondría serio porque el tercer capítulo va a venir bastante fuerte.

En resumen, Titans nos dio un primer capítulo de primera categoría en el que conjugaron todo de diez, y posteriormente nos dieron otro capítulo algo más flojo (a mi parecer) pero que tampoco es malo, es lento introduciendo las cosas y llegando al clímax. Pero vamos a romper una lanza a su favor porque el tercer episodio puede ser brutal si pasa lo que yo creo que va a pasar. Ganazas de que llegue el Viernes que viene.