[Reseña] Batman Nº 14

UNA LECTURA SOBRECOGEDORA. NO SE SABE QUIÉN ESTÁ MÁS PERTURBADO, SI SCOTT SNYDER O EL JOKER.

Batman Nº 14No mentiría si dijera que he abrazado con mucho más entusiasmo esta nueva saga de La Muerte de la Familia que el anterior arco argumental de los Búhos de Scott  Snyder. Será quizás  porque ésta me da justo lo que  a la anterior pensé que le faltaba, un gran villano. Y  es que le pese a quien le pese, este nuevo Joker es el mejor que hemos visto en muchos años. Da miedo, te atrapa en su locura y te lleva consigo… pero disfrutas inexplicablemente con ello. Suele pasar de vez en cuando, ese momento en el que uno decide apartarse de la protección del héroe y  situarse temporalmente  en el bando de los villanos. Y tras leer las historias contenidas en esta entrega, Batman Nº 14 publicado por ECC Ediciones, resulta diabólicamente divertido.

En este nuevo cómic, el Joker sigue planificando su  “gran fiesta” especial  para Batman y contará  con la ayuda  de grandes villanos del Caballero Oscuro para llevarla a cabo. Mientras, Bruce y su equipo de justicieros enmascarados se enfrentarán entre sí unos a otros por motivos de desconfianza. El Joker sabe un secreto que pone  a toda la batfamilia en peligro, y de momento les lleva mucha ventaja.

Narrado con un estilo más pausado,  deteniéndose en grandes y elaborados diálogos, Scott Snyder construye poco a poco una trama que engancha desde el principio hasta el final. No es un número que contenga grandes momentos de acción, ni falta que le hacen. En su lugar, introduce un amplio desarrollo de la trama a través de los diálogos de sus protagonistas y crean una experiencia sobrecogedora en todos los sentidos.

La Muerte en la Familia

Como siempre, Greg Capullo vuelve a hacer un gran trabajo. Este hombre no da puntada sin hilo, y refleja de manera realista y sencilla  las diferentes situaciones, sin dramatizar en exceso ni hacer acopio de espectacularidad. Por otro lado, en el mismo cuaderno contamos con el Detective Comics #15 USA, que remonta el vuelo con gran astucia tras su anterior número. En esta ocasión, el guionista John Layman juega con el valioso recurso de los flashbacks en la narración, y  nos ofrece un desarrollo mucho más ameno e interesante de los acontecimientos.

Esta vez será el indomable Clayface quien cobre mayor protagonismo en la historia, dejando a un lado a Hiedra Venenosa (aunque sin obviarla del todo), y descubriremos como los planes del Joker incluso quedan de alguna manera reflejados en esta historia.

La labor de Jason Fabok con sus ilustraciones cumple sobradamente como suele ser habitual en el autor. Un exquisito gusto por el detalle y una iluminación oscura llena de sombras, crean el ambiente adecuado que siempre caracterizó a la serie Detective Comics.

Con una sonrisa de oreja a oreja, cual siniestro Joker, me permito decir que me ha parecido un número bastante redondo, con historias realmente interesantes,  bien escritas y dibujadas, y que no hacen más que presentar el llamativo envoltorio de lo que será una gran sorpresa.