[Reseña] Injustice: Gods Among Us Nº 2

UN EJERCICIO DE RABIA ENVUELTO EN PIEL DE ACERO

Injustice: Gods Among Us Nº 2 ECC Ediciones

Todo hacía sospechar que tras el impactante final del primer número de Injustice, el Superman que todos conocíamos no volvería a ser el mismo. En un solo instante, el Joker le hizo perder todo cuanto amaba y cobraba significado en su vida.

Tras pasar las primeras páginas de Injustice: Gods Among Us N º2, nos encontramos con una Metrópolis arrasada hasta los cimientos bajo una contaminante y densa nube residual mientras Superman sostiene al amor de su vida muerta entre sus brazos. El último hijo de Krypton, como no podía ser de otra manera, reacciona mal, pero que muy mal. Tanto, que el guionista de la serie, Tom Taylor, se esfuerza durante toda la historia por demostrarnos la faceta humana más oscura y oculta que habita en su interior: la rabia.

Este segundo número no se excede en efectismos como su predecesor, sino que escarba más hondamente en la enloquecida reacción de Superman en busca de venganza y de todo lo que es capaz hacer con tal de resarcirse.

Paralelamente, entra en juego un nuevo personaje en la trama, Green Arrow, quien compartirá momentos más amables junto a Harley Quinn, aportando una ligera y sutil muestra de humor, o dicho de otra manera, una trama secundaria menos siniestra.

El apartado artístico es muy sugerente, y su narrativa visual exquisita. Las viñetas hablan por sí solas y aguantarían el tipo perfectamente sin la inclusión de diálogos, pero la labor de Taylor al respecto no es nada denostable, por lo que imagen y guión casan perfectamente en esta historia.

Injustice se ha convertido, por méritos propios, en mi serie revelación favorita de este año. Una trama bien llevada, adictiva hasta límites insospechados, impactante y llena de sorpresas.

Injustice: Gods Among Us Nº 2

Habría que destacar un punto más a favor de la serie, y es la oportunidad de rescatar personajes secundarios tan ricos en matices y deseados por el público como Harley Quinn, quien llena de deliciosa locura las páginas que protagoniza en este cómic.

Esta segunda entrega mantiene el gran nivel de su debut, restando efectismos y supliendo esos huecos con un desarrollo muy interesante de su protagonista, además de presentar una futura subtrama. Muy recomendable.