Arrow vuelve a superarse en cuanto a audiencia y alcanza el máximo de lo que va de temporada

Tras la emisión ayer del sexto episodio de la segunda temporada de Arrow, Keep Your Enemies Closer, la serie ha sido objeto de su segunda subida de audiencia consecutiva, después de haber experimentado la semana pasada un considerable aumento de espectadores. Esta semana, han visto la serie 250.000 personas más que la semana anterior.

El capítulo ha reunido a 2,99 millones de espectadores delante de la pequeña pantalla, consiguiendo así el máximo de lo que va de temporada, más incluso que lo conseguido con el capítulo de debut (2,7 millones). Además, aunque aún queda un capítulo por medio, se espera que el octavo sea también un episodio con números a tener en cuenta, ya que será en el que debute Barry Allen, más conocido como Flash.

Por otro lado, Stephen Amell ha publicado en su página de Facebook una mención a que se encuentra rodando el capítulo número 35 de la serie, añadiendo que si llegan al 47, es que la tercera temporada recibirá luz verde por parte de CW.

Yendo a trabajar en el episodio 35 esta mañana. Si conseguimos llegar al episodio 47, eso significará que iremos a por una temporada 3. Quiero el episodio 47.  Desesperadamente.

Segunda temporada de Arrow: De vigilante a héroe. Diggle (David Ramsey) y Felicity (Emily Bett Richards) viajan a Lian Yu para buscar a Oliver (Stephen Amell), que ha dejado Starling City después de El Enterramiento. Convencido para volver a casa, Oliver encuentra que las cosas están en peor situación de lo que pensaba. Isabel Rochev (estrella invitada Summer Glau) está preparando una opa hostil sobre Queen Consolidated, Thea (Willa Holland) rechaza visitar a Moira (Susanna Thompson) a prisión, Roy (Colton Haynes) están intentando rellenar el hueco dejado por la ausencia de Arrow, y Laurel (Katie Cassidey) está trabajando con el Fiscal del Distrito para acabar con el vigilante. Mientras tanto, los flashbacks de la isla muestran a Slade (Manu Bennett), Shado (estrella invitada Celina Jade) y Oliver en una situación desesperada. John Behring dirigió el episodio con historia de Greg Berlanti y guión de Andrew Kreisberg y Marc Guggenheim.

Fuente | Zap2It