Joel Silver explica cómo habría sido su final para la película Watchmen

La adaptación al cine que realizó Zack Snyder de Watchmen tiene muchos fans a favor y otros muchos en contra. Aunque su final sí que se distancio sustancialmente, hay que reconocer que la película en general es bastante fiel a los cómics.

Ahora, nos enteramos de que la película también fue un objetivo del productor Joel Silver, que el año pasado abandonó Warner Bros. En una entrevista para Coming Soon, Silver afirma que Snyder fue demasiado esclavo del material fuente, y ofrece una visión de cómo habría sido el final de la película si hubiese caído en sus manos.

Watchmen ECC Ediciones

Silver dice respecto a la película:

Era una película mucho, mucho mejor. Quiero decir, Zack le dio el camino correcto pero fue demasiado esclavo del material. Yo estaba intentando recuperarla desde el estudio en ese momento.

Silver ofrece cómo habría sido su versión del final de la película, que tenía a Terry Gilliam a bordo como director:

En lugar de toda una noción de cosas intergalácticas que era demasiado duras y demasiado absurdas, lo que hacía era mantener que la existencia del Doctor Manhattan había cambiado todo el equilibrio de la economía del mundo, la estructura política del mundo. Sentía que ese personaje había alterado realmente la forma en la que había sido la realidad. El personaje Ozmandias, esencialmente, había convencido al Doctor Manhattan para que volviese y evitase que fuese creado, por lo que nunca habría habido un Doctor Manhattan. Él era el único personaje con poderes realmente sobrenaturales, volvía al pasado y evitaba que él mismo se convirtiese en el Doctor Manhattan, y en el vórtice que fue creado después de que ocurriese eso, los personajes de Watchmen solo se habrían convertido en personajes de cómic.

Oh sí. Así que esos tres personajes, creo que eran Rorschach, Búho Nocturno y Espectro de Seda, de repente todos están en Times Square y hay un niño leyendo un cómic. Se convierten en gente de Times Square que viste como personajes en lugar de ser realmente esos personajes. Hay un niño leyendo el cómic y dice, ‘Hey, vais justo como en mi cómic’. Era muy inteligente, era muy elocuente, y daba realmente una resolución satisfactoria a la historia, pero eso no ocurrió. Se perdió en el tiempo.