Sube la audiencia en Arrow gracias al Escuadrón Suicida

El episodio de ayer por la noche de Arrow, el número 16 de la segunda temporada titulado Suicide Squad, ha servido para que la serie sufriese un ligero aumento en su audiencia. Sin embargo, la presencia del Escuadrón Suicida no ha conseguido más que ser el segundo episodio menos visto de toda la temporada.

Anoche, 2,36 millones de espectadores sintonizaron CW para ver Arrow, de los cuales 800.000 estaban comprendidos en el rango de edad de 18-49. Con estas cifras, el número total de espectadores sube un 12% con respecto a la semana anterior, el que fue el capítulo menos visto de toda la historia de la serie.

Lo que no está claro es por qué de repente esta serie está teniendo audiencias tan bajas, pero hay que tener en cuenta que estos bajones están afectando también a otras series, y la mayoría de medios y crítica apunta a que podrían deberse a la tónica que están siguiendo las cadenas últimamente de introducir parones entre capítulos, a veces de incluso tres o cuatro semanas.

Escuadrón Suicida en Arrow

Segunda temporada de Arrow: De vigilante a héroe. Diggle (David Ramsey) y Felicity (Emily Bett Richards) viajan a Lian Yu para buscar a Oliver (Stephen Amell), que ha dejado Starling City después de El Enterramiento. Convencido para volver a casa, Oliver encuentra que las cosas están en peor situación de lo que pensaba. Isabel Rochev (estrella invitada Summer Glau) está preparando una opa hostil sobre Queen Consolidated, Thea (Willa Holland) rechaza visitar a Moira (Susanna Thompson) a prisión, Roy (Colton Haynes) están intentando rellenar el hueco dejado por la ausencia de Arrow, y Laurel (Katie Cassidey) está trabajando con el Fiscal del Distrito para acabar con el vigilante. Mientras tanto, los flashbacks de la isla muestran a Slade (Manu Bennett), Shado (estrella invitada Celina Jade) y Oliver en una situación desesperada. John Behring dirigió el episodio con historia de Greg Berlanti y guión de Andrew Kreisberg y Marc Guggenheim.