Más detalles de la película cancelada Justice League: Mortal

Durante el podcast The Word Ballon, el dibujante Steve Skroce habló sobre cuando trabajó hace tiempo como dibujante conceptual para una película de George Miller sobre la Liga de la Justicia que posteriormente fue cancelada.

Recordemos que esa película, que se iba a titular Justice League: Mortal, fue escrita por Kieran y Michele Mulroney (Sherlock Holmes: Juego de Sombras), e iba a ser dirigida por Miller. En esa misma época, Christopher Nolan estaba preparando la secuela de Batman Begins, El Caballero Oscuro, donde Christian Bale regresaría en el papel de Bruce Wayne/Batman. Esto habría provocado el lanzamiento cercano de dos películas con presencia de Batman, pero con dos actores diferentes interpretando al personaje. Esta fue una de las varias razones por la que Nolan ayudó a que esta película se cancelase. Sin embargo, la mayor razón para que el proyecto no saliese adelante fue la falta de presupuesto debido al cambio de las ayudas para el cine en Australia.

Rodaje de Justice League: Mortal

El reparto iba a ser el siguiente: Armie Hammer como Batman, DJ Cotrona como Superman, Adam Brody como Flash, Megan Gale como Wonder Woman, Common como Linterna Verde, Santiago Cabrera como Aquaman, Teresa Palmer como Talia al Ghul, Zoe Kasan como Iris Allen, Hugh Keays-Byrne como el Detective Marciano y Jay Baruchel como el villano Maxwell Lord.

Aunque no trascendiera demasiado, la película llegó a estar en plena pre-producción, con escenarios en construcción y pruebas de vestuario para varios de los actores pricipales. Skroce formó parte del departamento artístico encargado de desarrollar los storyboards. El artista comenta que estuvo en Australia con Miller alrededor de seis meses mientras planeaban la película, y revela los siguientes detalles:

  • El director era invitado a las pruebas de vestuario porque era un tipo de cómics.
  • Los trajes para Batman y Superman eran muy parecidos a lo que vemos en los Nuevos 52.
  • Wonder Woman tenía más detalle y la falda de Alex Ross.
  • Jay Baruchel interpretaba al villano de forma friki, tenía un imperio de restaurantes Kingdom Come que aparecían en la trama como medio para infectar al mundo con algún tipo de virus, y estaba obsesionado con los superhéroes.
  • Era muy fiel a los cómics de la época, muy del Universo DC. Al final creo que es bueno que no saliese porque había algunas partes que eran geniales que captaron bien, pero había otras cosas que la gente iba a odiar. Algunas de ellas iban muy dirigidas a niños.