[Reseña] La Leyenda de Hawkman

La Leyenda de Hawkman

En un esfuerzo por rescatar material relativamente antiguo de la galería de personajes de DC Comics,  por demostrar que también hay buen material que no sea solo de Batman o Superman, ECC Ediciones nos trae un pequeño tomo titulado La Leyenda de Hawkman, que recopila la miniserie original USA de tres números.

Como su propio título indica, la miniserie está protagonizada por Hawkman, al que además aquí acompaña Hawkgirl, dos de esos personajes que siempre han estado ahí pero que nunca han calado hondo. Pero lo que quizás más destaca en esta obra, por si el hecho de que sean personajes secundarios os echa para atrás, es que a pesar de ser una publicación del año 2.000, su alma es el de un clásico de la Edad de Plata del cómic. Y ojo, mucho ojo, porque lo es tanto a nivel narrativo como a nivel artístico, y eso hoy en día escasea.

Con esto quiero decir que se trata de una miniserie llena de aventuras como las de antes, sin quebraderos de cabeza ni retorcidas tramas donde no todo es lo que parece (aunque sí, hay algún giro que otro, que tampoco es cuestión de darlo todo bien masticadito). Se deja de lado la complejidad y se busca el entretenimiento, y se hace con un comienzo, un desarrollo y un desenlace dignos de cualquiera de las mejores obras de antaño.

El artífice de todo esto es el guionista Ben Raab, que ha sabido recuperar la esencia añeja en todos los aspectos. Ya no hablamos solo de la trama o la idea, sino también de la ambientación, la puesta en escena, la personalidad de los personajes o, incluso, los diálogos. Todo en su conjunto desprende un maravilloso olor a clásico que invita a rememorar lo que, para muchos, fueron tiempos mejores en el seno de la editorial.

Siguiendo esa línea, Raab se centra en la aventura, pero también en el hombre tras la máscara, no dejando de lado en ningún momento las preocupaciones y las luchas cotidianas de nuestros protagonistas como personas más allá del ámbito superheroico. La relación entre Hawkman y Hawkgirl como matrimonio es fundamental, al igual que la relación que mantienen con sus amistadas terrícolas. Pero la cosa va más allá, porque mientras se conjunta todo eso, de fondo (y en algunos puntos no tan de fondo) corre una profunda reflexión sobre el significado de la fe, ya sea dentro o fuera de la religión, basada en diferentes creencias, o extrapolada a diversos lugares del mundo o incluso la galaxia. De hecho, podemos ver sus diferentes versiones reflejadas en los dos protagonistas o en los habitantes de Thanagar.

De la trama no quiero hablar demasiado, porque al fin y al cabo estamos ante una miniserie de tan solo tres números que, en menos de lo que suspiras, ya te has terminado. Solo diré que da tiempo a presentar los personajes, desarrollarlos y establecer un desenlace, con varias tramas abiertas de por medio, de forma magistral y nada forzada. Raab ha hecho un trabajo espléndido no solo trasladando un cómic de antaño a la época actual, sino que además convierte la obra en algo sumamente interesante enlazando una serie de tramas que giran al rededor de una historia central protagonizada por un antiguo dios invencible.

De lo que sí merece la pena hablar, y mucho, es del trabajo de Michael Lark en el apartado artístico. Todo lo que hace este hombre, lo hace bien, siendo fiel a su estilo y a la sencillez auto-suficiente, y los premios le avalan. Lark es un máquina, y lo demuestra en esta obra en cada viñeta, sin importar si es una escena tranquila, intrascendente, de acción o de vital importancia, porque sus dibujos van impregnados de esa sensación de haberlo dado todo, con un resultado que salta a la vista. Además, es innegable que el dibujo de este cómic encaja a la perfección con ese aire a clásico que venimos comentando, algo que ya se puede observar desde la mismísima portada.

En definitiva, La Leyenda de Hawkman es una obra que merece muchísimo la pena. Si buscas algo diferente, con una historia no demasiado trillada, con cierto regusto a épocas pasadas, con equipo creativo de calidad y protagonizado por personajes que no son los de siempre, estás pidiendo a gritos este pequeño tomo.