[Reseña] Sinestro Nº 1

Sinestro Nº 1

Lo cierto es que no te puedes considerar un villano de DC Comics carismático o querido por los fans si no acabas contando con tu propia serie regular (o al menos algún especial, miniserie o novela gáfica). Y sí amigos, Sinestro lo ha conseguido y ECC Ediciones nos trae ya el primer tomo que recoge los cinco números iniciales de la edición original de USA.

Sinestro Nº 1 nos pone en situación con respecto a las últimas andanzas conocidas de este ser despreciable pero con principios. La serie comienza con un Sinestro perdido y abandonado que vaga por el universo sin ningún objetivo en la vida, y tampoco con muchas ganas de encontrarlo. El personaje se encuentra en este punto después de haber pasado por diversas fases, que pasan desde haber sido el mejor Linterna Verde, hasta haber ayudado a derrotar al Sindicato del Crimen en Maldad Eterna como Linterna Amarilla y anfitrión de Parallax (la encarnación cósmica del miedo).

Pero este exilio auto-impuesto no dura prácticamente nada, ya que a las pocas páginas de empezar se presenta Lyssa Dark para convencer a Sinestro que aún hay mucho que hacer, y que los Linternas Amarillas aún le necesitan. Sin embargo, lo que hace que Sinestro se decida a recuperar el manto de líder es la revelación de que ha habido supervivientes de su planeta original y que están esparcidos por toda la galaxia (como se ve a lo largo del tomo, en situaciones no muy favorables). Es así como él mismo, a pesar de su pasado como tirano y temido gobernante de su planeta, se auto-proclama salvador de sus supervivientes a toda costa.

Gran parte del tomo gira en torno a la recuperación del liderato de los Linternas Amarillas, que pasan por recuperar la confianza (a base de miedo) y eliminar (literalmente) a los disidentes. En el proceso, Sinestro libera a una prisionera Linterna Verde, que resulta ser su hija, y que se une a él a regañadientes cuando se entera de su noble tarea de rescatara sus compatriotas.

La trama la completa una nueva secta o religión oscura que busca eliminar todo tipo de emoción existente en el universo, que como ya sabéis es lo que mueve a los diferentes Linternas. El primer enfrentamiento, pese a parecer desigualado en favor de los «malos», termina con victoria amarilla, aunque dejando claro que pronto volveremos a saber más de estos extraños seres.

Si hay que destacar algo en el trabajo del guionista, Cullen Bunn, es lo bien que se ha manejado para, en apenas cinco números, conseguir ponernos en situación y echar toda la maquinaria de la serie a andar. No falta de nada, ni presentaciones, ni trasfondos, ni acción, y eso no es tarea fácil. Además, Bunn consigue dar en el clavo con Sinestro, retratándolo a la perfección como ese anti-héroe que persigue un fin noble pero al que llega con prácticas que no lo son tanto.

El dibujo corre cargo de dos señores que ya cuentan con experiencia, Dale Eaglesham y Rags Morales, y su experiencia se nota sobremanera. La calidad del dibujo es notable, tanto en momentos de calma como en momentos de acción. Además, son dibujantes muy dados a aplicar mucho detalle en cada viñeta, y en una colección intergaláctica eso es un punto extra, sobre todo cuando hay vía libre para retratar a tanto alienígena de extrañas condiciones y aspecto.

Como casi siempre ocurre en estos casos (lógicamente, hay excepciones), emitir un juicio sobre la serie en el primer número es algo complicado e injusto. La serie pinta bien, porque Sinestro es un tipo carismático y los Linternas molan, así que veremos hacia dónde nos lleva todo este tinglado en próximas entregas.