La magia y el misticismo serán importantes en la 4ª temporada de Arrow

Hubo un tiempo en el que la serie de televisión Arrow se caracterizaba por arraigarse al realismo más absoluto. Durante la tercera temporada, The Flash cambió todo eso, y desde entonces hemos visto todo tipo de metahumanos con súper poderes, señores inmortales y resurrecciones.

Ahora, parece que este camino hacia lo sobrenatural continuará con la cuarta temporada, algo que el actor Stephen Amell confirma diciendo que la magia y el misticismo jugarán un importante papel.

Oliver afirma muy pronto en la temporada que la magia es algo que ya ha visto antes, así que claramente jugará un papel importante para él en los flashbacks de este año.

Oliver ha aprendido un puñado de habilidades nuevas, esta vez, casi todas las habilidades pertenecen a la vida doméstica. No voy a pasar cinco episodios con felicidad doméstica en ninguna parte. La serie es la serie. Volvemos, han pasado cinco meses, y convenientemente cuando volvemos de nuevo, me activo, por decirlo de algún modo.

Arrow

Esto significa el regreso del Oliver a la lucha contra el crimen en Starlint City, algo que se producirá bajo un nombre y una motivación diferentes.

Arrow no es una inspiración… pero Arrow está muerto. Así que si hay una versión nueva de ese héroe, es de esperar que una de las cosas que intente hacer es inspirar a la gente. Ese es el principio básico de un superhéroe, tener que hacer creer a la gente en algo más grande que ellos mismos.

Después de derrotar a su enemigo más formidable hasta la fecha y dirigirse hacia el atardecer con su vieja enamorada Felicity Smoak, Oliver Quenn (alias Arrow) dejó Starling City con la esperanza de comenzar una nueva vida. ¿Pero podrá Oliver dejar atrás alguna vez su pasado como Arrow, y si lo hace, qué pasa con el equipo que tanto trabajo le ha costado reunir? ¿Continuarán Diggle, Thea y Laurel la cruzada de Oliver sin él? Y con Malcolm Merlyn habiendo ascendido hasta lo más alto de la Liga de Asesinos como el nuevo Ra’s al Ghulk, ¿está alguno realmente a salvo?