Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia podría ser la película más cara de la historia

Si hacemos caso de un nuevo informe que se ha abierto paso en Internet, parece que Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia va a tener que tener un éxito tremendo si pretende ser una película rentable.

Según Latino-Review, la producción del filme de Zack Snyder alcanza ya un coste de 410 millones de dólares, una locura que sitúa a la película en la carrera por convertirse en la más cara jamás rodada. Obviamente, si recauda una cantidad cercana o superior a los 1.000 millones de dólares, la inversión habrá merecido la pena, pero si no…

¿Pero por qué ha resultado ser tan cara? Según la fuente:

La adición de grandes nombres como miembros del reparto, los sets de rodaje prácticos y una agenda de producción extendida podrían haber contribuido.

Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia

En cuanto a La Liga de la Justicia, la web informa que las dos partes sumarían juntas unos 500 millones de dólares de presupuesto. Se espera que el rodaje se lleve a cabo en Londres y que dure 16 meses en total.

Ante el temor de no poder controlar las acciones de un superhéroe del poder de un dios, el formidable y contundente vigilante propio de la ciudad de Gotham se hace cargo del salvador moderno más venerado de Metrópolis, mientras el mundo lucha con qué tipo de héroe necesita realmente. Y con Batman y Superman en guerra el uno con el otro, una nueva amenaza se yergue rápidamente, poniendo a la raza humana en un peligro mayor del que nunca ha conocido antes.

Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia de Zack Snyder está protagonizada por Henry Cavill, repitiendo su papel de Superman/Clark Kent, y Ben Affleck como Batman/Bruce Wayne. La película también reúne a las estrellas de El Hombre de Acero Amy Adams, Laurence Fishburne y Diane Lane, y también cuenta con Gal Gadot como Wonder Woman/Princesa Diana, Jesse Eisenberg como Lex Luthor y Jeremy Irons como Alfred Pennyworth. La película se estrenará el 25 de marzo de 2016 en Estados Unidos y el 23 de marzo en España.