Ike Barinholtz da detalles sobre Escuadrón Suicida

El actor Ike Barinholtz (The Mindy Project, MADtv), que participa en la película Escuadrón Suicida, ha sido recientemente invitado a The Howard Stern Show y ha compartido algunos detalles del rodaje sobre sus compañeros más famosos. Entre esos detalles, Barinholtz destaca la generosidad de Will Smith, los perturbados regalos de Jared Leto o los tatuajes de Margot Robbie.

Primer comienza hablando sobre Leto, que ya sabemos que se metió completamente en el papel del Joker durante todo el rodaje de la película.

Hizo esa locura. Todos los actores estaban ensayando y su personaje está enamorado del de Margot Robbie, porque ella es Harley Quinn. Así que estábamos ensayando y un actor que interpreta a una especie de lugarteniente del Joker entra y dice, ‘Regalo para la señorita Quinn’. Le da una caja, ella abre la caja y una enorme rata negra gigante sale de ella. Y todos nos quedamos como, ‘¿Qué narices está pasando? Esto es una locura’. Así que 20 minutos después, aún estábamos ensayando y el actor vuelve y dice, ‘Esto es para el escuadrón de parte del señor J’, y lanza un cerdo sobre la mesa, un cerdo muerto, y mientras pone el cerdo sobre la mesa todas esas balas empiezan a salir de él. Esto es en un espacio de ensayo un mes después de que empezásemos a rodar.

Escuadrón Suicida

Tras esto, el actor habló sobre Margot Robbie, a la que Barinholtz describe como una australiana encantadora que disfruta bebiendo cerveza y haciendo tatuajes.

Ella tiene una máquina de tatuajes, así que el reparto se emborrachaba y ella decía, ‘De acuerdo, dejadme haceros un tatuaje’. Y a uno de los chicos a los que tatuó lo hizo con una gran errata. Y ella dijo, ‘Oh es genial, no te preocupes’.

Finalmente, Barinholtz habló sobre cómo Will Smith gastaba su enorme riqueza. Una noche, Smith y él tuvieron que rodar toda la noche en el set, la misma noche en la que tuvo lugar el famoso combate de boxeo entre Manny Pacquiao y Floyd Mayweather. Barinholtz mencionó lo disgustado que estaba por no poder ver el combate, y Smith le dijo que no se preocupase y que él se encargaría de todo. Smith acabó montando un evento de 500 personas alquilando tres pantallas de cine para poner la pelea con un catering de un restaurante famoso de Toronto. El presupuesto rondaría los 250.000 dólares.

Fuente | Soundcloud