Sugieren que hubo problemas durante el rodaje de Escuadrón Suicida

Durante la gira de promoción y el pre-estreno mundial, el reparto y el equipo de Escuadrón Suicida parecía ser un grupo de gente muy unido con mucha química entre ellos. Sin embargo, un nuevo informe sugiere que la producción de la película estuvo llena de indecisión, desacuerdos y ansiedad.

Según publica THR, el drama del rodaje de la película comenzó cuando se anunció en octubre de 2014 con la revelación de la agenda de películas de DC Comics por parte de Warner Bros., que incluía diez títulos a estrenar hasta 2020. Escuadrón Suicida tuvo que acelerarse para llegar a la fecha de estreno del 5 de agosto de 2016 dado su estado de desarrollo en ese momento, y retrasarla nunca fue una opción.

No es porque hayas hecho público que la película está en desarrollo, sino que has cerrado acuerdos enormes por todo el mundo con grandes colaboradores de publicidad y merchandising. Es un acuerdo realmente grande como para retrasar la fecha de salida.

Así que a la presión sobre los cineastas de proporcionar un producto terminado en poco tiempo, se añadió la necesidad de éxito tras el fallo de Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia en alcanzar los deseados 1.000 millones de dólares de recaudación.

Escuadrón Suicida

La apresurada agenda de producción parece sugerir que los directivos se metieron en medio, forzando al director David Ayer a seguir ciertos caminos en ciertos momentos, generando costes y ansiedad al mismo tiempo. Eso sí, se dice que el asunto no fue tan extremo como lo sucedido con Cuatro Fantásticos el año pasado, con Ayer emergiendo claramente como director (y no como ocurrió con Josh Trank). En palabras de Ayer y el Presidente de Producción de Warner Greg Silverman en un comunicado conjunto:

Fue una experiencia increíble. Hicimos mucha experimentación y colaboración sobre la marcha. Pero ambos estamos muy orgullosos del resultado. Esta es una película de David Ayer, y Warner está orgullosa de presentarla.

Según algunas fuentes internas, esto podría no haber sido exactamente así. Así que cuando salió el primer tráiler y consiguió subir las expectativas y respuestas positivas por parte de los fans, el estudio decidió que era importante proporcionar más diversión de la vista en él. Ayer defendió la versión original, pero Warner Bros. quiso hacer una versión diferente más consistente con el tráiler.

El CEO de Warner Bros. Kevin Tsujihara estaba realmente enfadado por el daño a la marca. Ayer escribió el guión como en seis semanas, y después entraron ellos.

Esto es lo que podría haber llevado a Ayer, del que dicen que estuvo bajo mucha presión en esos momentos, a dejar en junio a su agente en la CAA. El director dijo que necesitaba tiempo para manejar su cansancio y procesar todas las ideas conflictivas.

Si hay múltiples opiniones que no están en sincronía, sigues múltiples caminos, al menos dos. Ese fue el caso aquí durante un periodo de tiempo, siempre intentando llegar a un lugar donde tienes consenso.

Las opiniones diferentes comenzaron en mayo cuando la versión más sombría de Ayer de Escuadrón Suicida fue probada con público en el norte de California. Gente asociada a la producción insiste en que Ayer estuvo de acuerdo con el proceso y, una vez que se reveló la respuesta del público, quedó claro que Ayer y el estudio podrían llegar a un lugar en común.

Para empeorar las cosas, justo antes de que empezasen las proyecciones de prueba, Warner Bros. rechazó el siguiente proyecto de Ayer, Bright, que habría unido de nuevo al director con Will Smith. El proyecto terminó en Netflix bajo un acuerdo de 90 millones de dólares. Finalmente, viendo algo de positivismo, una proyección un par de días más tarde terminó con un viaje de vuelta a Los Ángeles de lo más optimista.

Algunos tienen informes más extremos del proceso, citando, «Mucho pánico y ego en lugar de abordar con calma el tema del tono«.