Prepararse para ser Bane pudo dañar el cuerpo de Tom Hardy

Tom Hardy va a interpretar a Al Capone en la película Fonzo, por lo que tendrá que cambiar físicamente para darle vida. Sin embargo, el actor no es extraño a este tipo de práctica, puesto que ya tuvo que cambiar drásticamente para dar vida a Bane en El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace y Tommy Riordan en Warrior.

Sin embargo, estos cambios físicos no son buenos para la salud. En una entrevista reciente para The Daily Beast, Hardy revela que hacer crecer su cuerpo para ser Bane le provocó daños.

No es el clásico Al Capone que envisionas necesariamente con la silueta. No quiero desvelar demasiado sobre ello, pero definitivamente hay una transformación con ese papel. No sé si es tan drástico como Bane. Probablemente he dañado demasiado mi cuerpo. Soy pequeño. Si sigo subiendo de peso me colapsaré como una casa de cartas bajo demasiada presión.

Creo que pagas el precio con cualquier cambio físico drástico. Estaba bien cuando era joven, ponerme bajo ese tipo de dureza, pero creo que cuando te mentes en los 40 tienes que ser más cauto con el entrenamiento rápido, subir mucho de peso y ponerte físico, y después no tienes tiempo suficiente para seguir entrenando porque estás demasiado ocupado rodando, así que tu cuerpo está nadando en dos direcciones diferentes al mismo tiempo. Y después de la película estoy cansado, y quizás tienes que cambiar de forma de nuevo y volver a tu tamaño normal para la próxima película. Ir de un extremo a otro tiene un coste. No he dañado mi cuerpo, pero ciertamente estoy un poco más dolorido de lo que solía. Eso he perdido. Comparado con Christian Bale no he tenido tantos cambios extremos en mi cuerpo, pero por lo poco que he hecho, sí, ciertamente tengo articulaciones que hacen clic y que probablemente no deberían hacer clic, ¿sabes lo que quiero decir? Y cargar con mis hijos es un poco más duro de lo que solía, pero no se lo cuentes.