Jena Malone reflexiona sobre su papel en Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia

Jena Malone tuvo un papel en Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia, pero inicialmente no pudimos verlo. Su participación se quedó en la sala de edición, y solo pudimos disfrutar de ella gracias a que se restauró en la Ultimate Edition.

Hablando para The AV Club, Malone dijo que no le preocupa demasiado su destino en el DCEU. Después de todo, fue feliz con trabajar de nuevo con Zack Snyder después de que ya lo hiciese en Sucker Punch.

Tenía algunas escenas. No fue, para mí, la belleza de trabajar con amigos es que alguien pueda llamarte y decir, ‘Me encantaría que vinieras e hicieses este papel durante dos días’. Y dices, ‘Sí. Impresionante’. Te quita toda la mierda de las audiciones y pasar entre agentes y todas esas otras cosas, y a Zack Snyder y a mí nos encanta realmente trabajar juntos, y tenemos éticas de trabajo muy similares. Así que cuando me dijo, ‘Hey, tengo algo pequeño para ti’, yo dije, ‘Impresionante’. En realidad no lo pensé demasiado, ni esperaba nada de ello. Fue simplemente una de esas cosas geniales, ya sabes. A dos manzanas está esa panadería y aquí yo soy como una granjera de trigo. Genial, estaría allí el lunes. Podemos hacer mucho pan. No es el trabajo del siglo.

Sin embargo, Malone también dice que aprendió un poco sobre el negocio del espectáculo después de ser vista en el ser de la película, lo cual llevó a rumores sobre que interpretaría a Batgirl o Carrie Kelly (la Robin de Batman: El Regreso del Caballero Oscuro). Al final, la actriz dio vida a Jenet Klyburn, una científico de Laboratorios S.T.A.R.

Pero para mí, lo más divertido que aprendí sobre esto es que no tienes que estar en una película para que la gente piense que estás en una película. Aprendí una lección realmente interesante en el sentido de noticias falsas, solo por estar en el set, hubo todos esos rumores de que yo era Robin. Y fue como, guau, esta es una técnica realmente interesante de conseguir un trabajo, de pretender tenerlo. Fue definitivamente una lección en relaciones públicas con la que no me había involucrado completamente y que me encantaría re-interpretar en quizás una forma política de tipo anarquista. Es genial.