La película Batman de Tim Burton salvó de la ruina a Prince

Albert Magnoli, director de Purple Rain y antiguo manager de Prince, ha revelado cómo la banda sonora para la película Batman de Tim Burton salvó al legendario músico de caer en la bancarrota.

Hablando para Variety:

Prince estaba en una encrucijada. El álbum de Batman fue para nosotros una oportunidad de hacer arte y comercio y permitir al artista Prince continuase. Esa fue una oportunidad perfecta y un vehículo perfecto en el que pudo expresarse creativamente.

A pesar del gran éxito comercial en los años 80, Prince estaba en verdadero peligro de caer en la ruina por aquel entonces. Tras el lanzamiento de Purple Rain, Magnoli y Prince separaron sus caminos, con el artista dispuesto a dirigir su próxima película, Bajo la Luna de Cereza, para Warner Bros. Sin embargo, después de que la película fuese un fracaso, Magnoli regresó a petición del por entonces manager del artista, Robert Cavallo, para desarrollar un documental sobre Prince. Fue en ese momento cuando Magnoli descubrió lo mucho que había estado derrochando dinero Prince y lo mucho que había estado viviendo por encima de sus posibilidades.

Cuando hizo Purple Rain y la gira, había gastado una cantidad tremenda de dinero y estaba en un lugar donde sus managers, para su crédito, estaba intentando hacer uso de sus futuras ganancias para pagar las deudas pasadas y presentes. Por supuesto, eso nunca es buena idea, pero Prince no quería aceptar responsabilidad por dejar que esas cosas se le hubiesen ido de las manos. Y vino a mí y me preguntó, ‘¿Y si te haces cargo?’.

Magnoli aceptó convertirse en el nuevo manager de Prince, con las condiciones de que le permitiesen ser siempre honesto con sus opiniones (especialmente cuando Prince cometiese un error), y que tuviese la libertad de desarrollar sus propios esfuerzos creativos.

Aceptó esos dos puntos, y yo estuve de acuerdo. Inmediatamente hice una especie de estudio financiero profundo para ver lo que estaba ocurriendo realmente, y era más horrible de lo que todos pensábamos. Así que el plan era intentar traer beneficios a la operación sin estirar tanto que nadie estuviese interesado en involucrarse en lo que él quisiese hacer. Y entonces llegó el álbum de Batman cuando me contactó el productor Mark Canton, y fui a Prince y le dije, ‘Esto nos ayudará a traer beneficios al sistema sin tener que exponerte a otro álbum’.

Magnoli vio la banda sonora de Batman como una oportunidad para que Prince se centrase en ser creativo, cumpliendo los términos del contrato con Warner Bros. Records, así como un empujón para su estabilidad comercial con una súper producción él no tendría que promocionar. Además, Magnoli convenció a tim Burton para trabajar con Danny Elfman en la banda sonora original de la película y dejar a Prince a su aire para crear su propia colección de temas, para que luego Burton los pudiese añadir a la película donde viese que encajaban.

A pesar de tener algunos inconvenientes, como tener que cambiar drásticamente el vídeo musical para Partyman en el último minuto para satisfacer los deseos de la MTV, el plan de Magnoli para volver a poner la carrera de Prince en un lugar cómodo funcionó.

Los beneficios de Batman y un severo recorte en gastos, con el que pasamos de 10 millones de dólares al año a 2 millones, le permitieron continuar sin preocuparse y sin cambiar su estilo de vida.

Prince falleció el 21 de abril de 2016 a la edad de 57 años, tres años antes del 30º aniversario de Batman.